Todo gira hacia la sostenibilidad, también en la arquitectura y la construcción. Los edificios en los que vivimos o en los que trabajamos deben ser cada vez más respetuosos con el medio ambiente y saludables en sus usos. La distribución espacial planteada bajo criterios de flexibilidad que aportan los tabiques móviles es clave en el diseño y ejecución de espacios polivalentes sostenibles con certificaciones LEED y/o BREEAM.

La arquitectura sostenible es mucho más que ahorro energético

Al referirnos a arquitectura sostenible es frecuente pensar en edificios de consumo energético casi nulo o nZEB (Nearly Zero Energy Building), conforme a normativa cada vez más exigente en lo que a eficiencia y ahorro energético se refiere.

Así, despedíamos 2019 con la modificación del Código Técnico de Edificación (CTE) (Real Decreto 732/2019), que se adapta a los requerimientos básicos obligatorios europeos y que incorpora un Documento Básico de Ahorro de Energía con el objetivo de reducir hasta en un 40% el consumo energético en nueva construcción y rehabilitación.

El nuevo (CTE) incluye también modificaciones en el apartado de seguridad contra incendios y dentro del Documento Básico de Salubridad, medidas de impermeabilidad contra el gas radón. Todas ellas normas de obligado cumplimiento en obra nueva o de rehabilitación a partir del 28 de junio de 2020.

Las novedades son ambiciosas, pero aún quedan lejos de lo necesario para obtener buena nota en las principales certificaciones de construcción sostenible. Porque estas últimas, además de priorizar la reducción del consumo energético y de las emisiones de CO2, certifican la sostenibilidad global de las edificaciones en todo su ciclo de vida puntuando, entre otras cosas, las aportaciones flexibles que permiten que los espacios se adapten de forma respetuosa a potenciales modificaciones en el transcurso del tiempo.

Principales certificaciones de construcción sostenible

TABIEXPERT trabaja y colabora activamente con sus clientes en proyectos de construcción sostenible, participando en el proceso de obtención de certificaciones voluntarias. Existen múltiples sistemas de evaluación y certificación de sostenibilidad de los edificios (LEED, BREEAM, DGNB, PASSIVHAUS, VERDE), pero nos centraremos en LEED y BREEAM, las más usadas y valoradas en edificios polivalentes.

LEED abarca tanto obra nueva como rehabilitación y edificios de todo tipo y tamaño, puntuando cinco categorías: SS (sitio sostenible), WE (ahorro de agua), EA (energía y atmósfera, MR (materiales y recursos) y IEQ (calidad ambiental de interiores). Y dependiendo del número de puntos, concede cuatro sellos: certificado, plata, oro y platino.

BREEAM evalúa 10 categorías: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación. Y otorga las clasificaciones: aprobado, bueno, muy bueno, excelente y excepcional.

Ambos sellos garantizan la sostenibilidad de las edificaciones o rehabilitaciones a lo largo de toda su existencia, es decir, desde su construcción, su explotación y/o uso, hasta el final de su vida útil. Y en sus valoraciones puntúan las aportaciones que suponen las soluciones de flexibilidad a la sostenibilidad, al tratarse de uno de los planteamientos funcionales que, en la actualidad, más pueden aumentar y/o ampliar esta vida útil.

Tabiques móviles, solución de arquitectura sostenible

Los tabiques móviles se han convertido así en una solución de arquitectura sostenible, altamente valorada como recurso autosuficiente con propiedades funcionales en las distintas etapas de vida de los espacios arquitectónicos: desde su concepción, pasando por el diseño del proyecto, su construcción, hasta llegar a la ocupación por el usuario y su uso a lo largo del tiempo.

Los tabiques móviles, además de ser capaces de crear espacios cambiantes que se ajusten a las necesidades también cambiantes de sus usuarios, evitan reformas que inevitablemente conllevarían la generación de residuos y el uso de nuevos materiales, con el consecuente derroche de energía en fabricación, transporte e instalación y su indisoluble huella de carbono. Esto último convierte a los tabiques móviles en soluciones eficientes y muy competitivas económicamente, al considerar su coste a lo largo de todo su ciclo de vida.

A nivel de bioclimatismo y eco-construcción, los tabiques móviles facilitan el aprovechamiento de la luz natural, mejorando también la calidad ambiental interior de los edificios.

Finalmente, los tabiques móviles optimizan la arquitectura sostenible, al permitir incorporar a los proyectos las dimensiones de vivencias de sus usuarios, a corto y a largo plazo. Atractivos, accesibles, funcionales, duraderos, aumentan la satisfacción de sus usuarios cumpliendo el principio fundamental de que la sostenibilidad no es otra cosa que la autosuficiencia.

LEED y BREEAM otorga mucha importancia a estas funcionalidades como criterio de sostenibilidad. Porque solo lo contrario de rígido e inamovible, puede ser sostenible. Y eso es lo que somos en TABIEXPERT, todo lo contrario de rígidos e inamovibles.

Share This