Considerados cocina y cuartos de baño como elementos fijos, el espacio restante de estos pisos se divide mediante paneles plegables. En función del día y la noche, la vivienda se transforma. A las horas de más actividad, durante el día, los sistemas de correderas se apilan en un extremo de la pared y las camas se ocultan en los nichos bajo armarios y pasillos elevados, haciendo desaparecer los dormitorios. Es por la noche cuando el espacio se vuelve a compartimentar y surgen habitaciones y camas para descansar. Fue el gran experimento español de vivienda flexible realizado en los primeros años de este siglo, un modelo o primer paso en la introducción de los tabiques móviles en el sector residencial.

 

Este piso de 3 dormitorios es una de las 67 viviendas de protección pública del Ensanche 6 de Carabanchel (Madrid), hoy más conocido como La Peseta, firmadas por María José Aranguren y José González Gallegos entre 2003-2005.

Aún a día de hoy, las 67 viviendas sociales de Carabanchel de Aranguren + Gallegos Arquitectos son consideradas el gran experimento español de vivienda flexible, acumulando todos los premios habidos y por haber –en las categorías de soluciones de vivienda, de obra construida, de actuación en vivienda protegida, en el apartado de arquitectura, edificios de nueva planta, etc–, tanto en España como fuera de ella.

67 viviendas de Carabanchel de Aranguren + Gallegos, el ejemplo de flexibilidad español en el sector residencial
Aranguren + Gallegos proyectaron las 67 viviendas de Carabanchel como una apuesta decidida de abrir posibilidades a la aparentemente encorsetada normativa oficial de viviendas de protección pública.

Aceptando todas las limitaciones de partida –dimensiones reducidas y limitadas, programa funcional determinado y recursos económicos escasos–, estos veteranos maestros de arquitectos, especialistas en el sector residencial y la restauración, propusieron construir unos pisos que, por su diseño, fuesen capaces de atender múltiples requerimientos por parte del usuario, atendiendo a criterios de flexibilidad y de alteración entre las diversas estancias de la vivienda.

 

Al elevar el pasillo, las camas se pueden “esconder” debajo del mismo durante el día

Su propuesta se tradujo, por tanto, en que pisos que, por normativa, tenían que compartimentarse en 2, 3 o 4 dormitorios estándar, pudiesen transformarse en un único espacio diáfano, como un loft, mediante la incorporación de un sistema de paneles plegables que permite unir las estancias entre sí, una o una, o todas con el salón. Para ello, todos los dormitorios se disponen contiguos al estar, con acceso desde el pasillo.

67 viviendas de Carabanchel de Aranguren + Gallegos, el ejemplo de flexibilidad español en el sector residencial
67 viviendas de Carabanchel de Aranguren + Gallegos, el ejemplo de flexibilidad español en el sector residencial
67 viviendas de Carabanchel de Aranguren + Gallegos, el ejemplo de flexibilidad español en el sector residencial
En el proyecto, la espina interior cocina-pasillo-baños quedaba elevada con respecto a la secuencia de estar-dormitorios 72 centímetros, permitiendo que bajo esa altura se generase toda una cámara de almacenamiento de la vivienda para usar como maletero o trastero e, incluso, para “esconder” las camas durante el día. Al pasillo, el espacio de acceso, abren las puertas de los diversos armarios empotrados de las estancias, liberando así también los frentes de habitación que tradicionalmente ocupan.

El sistema usado para compartimentar el espacio consiste en lamas enlazadas con bisagras que se desplazan por dos guías –superior o inferior– y que se cierran plegándose, tipo acordeón, a un extremo de la pared. Este sistema de paneles plegables no son tabiques móviles, pero bien pueden considerarse el modelo o primer paso en la introducción de los tabiques móviles en el sector residencial.

 

Un modelo de las nuevas formas de espacio y habitar

No se sabe qué uso han hecho sus habitantes de estas viviendas, no hemos encontrado ninguna información de cómo están siendo habitadas, pero las 67 viviendas de protección pública de Carabanchel han servido de inspiración para muchos residenciales de promoción privada posteriores realizados por Aranguren + Gallegos Arquitectos y por otros estudios de arquitectura.

Las 67 viviendas de Carabanchel también han sido el germen de muchas reformas integrales o parciales de viviendas realizadas por estudios de interiorismo, un modelo de las nuevas formas de espacio y habitar dentro de los nuevos estilos de vida urbanos.

Proyecto: 67 viviendas de protección pública del Ensanche 6 de Carabanchel
Ubicación: Barrio La Peseta (Carabanchel, Madrid)
Arquitectos: María José Aranguren López y José González Gallegos
Año: 2003 -2005
Fuente de la información: Aranguren + Gallegos Arquitectos
Fotografía: Aranguren + Gallegos Arquitectos
Share This