Esta es una de las primeras conclusiones a la que se llega en “La arquitectura escolar: Estudios de percepciones” del Doctor en Pedagogía y Máster en Dirección y Gestión de Centros Educativos, Alexandre Camacho Prats. Una interesantísima investigación sobre arquitectura escolar resultado de 14 entrevistas a expertos relacionados con la construcción y uso de edificios escolares: arquitectos, directores de centros educativos, inspectores de educación y responsables de la Administración.

 

La importancia de la arquitectura escolar

Afirma el pedagogo italiano Loris Malaguzzi que los niños tienen tres maestros: sus compañeros, los adultos que le rodean –profesorado, familia, vecinos, etc.– y el entorno construido –casa, escuela, barrio y ciudad–. La configuración de los edificios escolares es tan importante como los contenidos curriculares.

El colegio influye tanto en la vida de los niños que, de hecho, las construcciones escolares están sujetas a recomendaciones y multitud de estrictas normas desde antiguo, debiendo cumplir en la actualidad lo que los arquitectos denominan grados de adaptabilidad. Es decir, deben ser lo más flexibles posible, de tal forma que puedan adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad.

Ampliables, convertibles, polifacéticos, maleables… Todos estos calificativos y muchos más aparecen en el RD 132/2010 que regula los requisitos mínimos de los centros que imparten segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria: para las nuevas edificaciones y de cara a ampliaciones y reformas de las ya existentes. Pero, ¿cumplen los edificios escolares con esos estándares de flexibilidad y versatilidad?

 

Las tres preguntas sobre edificios escolares

Para obtener la respuesta, Alexandre Camacho Prats consultó con expertos trasladándoles estas tres preguntas:

  1. ¿Cree usted que en el diseño y construcción de los centros escolares públicos se sigue algún modelo o patrón definido?
  2. ¿Ha detectado alguna carencia o aspecto negativo en el diseño y construcción de los centros escolares?
  3. ¿Podría proponer alguna mejora en el diseño y construcción de centros escolares públicos?

Todos los entrevistados aportaron múltiples consideraciones, que el doctor Camacho Prats ordenó pormenorizadamente.

 

El modelo o patrón del diseño y construcción de centros escolares

Arquitectos, directores de centros educativos, inspectores de educación y responsables de la Administración coinciden en que, si bien hubo un periodo en el que existió un patrón claro de edificación de colegios, la normativa actual solo indica unos requisitos mínimos legales de edificación.

A partir de ahí, el diseño de los arquitectos debe ajustarse también a un gasto máximo presupuestado, sobre todo si es la Administración la que contrata. Pero ambos aspectos –normativa y presupuesto– no limitan que los diseños de espacios escolares no se adapten a la nueva realidad del siglo XXI, habiendo un amplio margen de mejora en el diseño y la construcción escolar, a tenor de las nuevas necesidades sociales y educativas de nuestro tiempo.

 

Carencias o aspecto negativo en el diseño y construcción de los centros escolares

Nula adecuación a la climatología, necesidades infantiles cambiantes que no pueden ser satisfechas, espacios que aunque se denominen polivalentes son escasamente flexibles… Todos los expertos entrevistados coinciden que, salvo excepciones, son profesores y alumnos lo que deben adaptarse a la edificaciones existentes, en lugar de que las infraestructuras educativas se adapten a ellos.

 

Propuestas de mejora en el diseño, construcción y reforma de espacios escolares

Haciendo una analogía con la moda, el doctor Camacho Prats destaca cómo arquitectos, directores de centros educativos, inspectores de educación y responsables de la Administración coinciden en la necesidad de dejar de hacer arquitectura escolar prêt-à-porter para facilitar espacios escolares de alta costura, absolutamente flexibles, únicos o, como citábamos al comienzo del artículo: ampliables, convertibles, polifacéticos, maleables…

Las propuestas hechas por los expertos se explican de forma muy explícita en esta investigación que, en su día, publicó la Revista Internacional de Educación para la Justicia Social y que aquí te adjuntamos en PDF.

 

Tabiques móviles que permiten la distribución flexible del espacio

1,5 metros cuadrados por alumno en el aula, 3 metros cuadrados por alumno de patio escolar, un espacio de 20 metros cuadrados por cada 6 aulas para actividades de refuerzo y apoyo, una sala de usos polivalentes de 100 metros cuadrados, una biblioteca de al menos 45 metros cuadrados, un gimnasio cubierto de al menos 200 metros cuadrados, espacios para reuniones…

Si esto afirma la normativa, lo que resaltan los estudios científicos es que el rendimiento de los escolares varía en un 25% en función del espacio donde se desarrolla el aprendizaje. Lejos de una moda, la arquitectura escolar que apuesta por espacios flexibles que permitan agrupaciones múltiples y usos variados ha dejado de ser una recomendación para convertirse en una necesidad.

Las aulas no son ya espacios cerrados por paredes y estas últimas son sustituidas por espacios educativos flexibles mediante tabiques móviles que ensanchan los espacios de creación.

Los pasillos dejan de ser corredores estrechos para convertirse en extensiones del aula donde poder desarrollar actividades pedagógicas que no tienen cabida en una clase individual.

La biblioteca, el aula de música o la sala de plástica dejan de ser espacios estancos y se convierten en diseños abiertos mediante tabiquería móvil transparente que se abre hacia los pasillos para favorecer la comunicación y el respeto

“El espacio educa, enseña, comunica, forma, libera, modela, habla, ríe, llora, invita a vivir, a soñar, a estudiar. El espacio tiene un lenguaje de libertad, de autonomía, de actividad, de camino, de horizonte abierto. Todo depende del diseño arquitectónico y de la bondad de cada elemento, del atractivo de las instalaciones, del encanto misterioso e inefable de su arquitectura, de las soluciones imaginativas de los docentes”, Laurentino Heras Montoya.

 

¿Has pensado en incorporar tabiques móviles? Descubre como ampliar los espacios y resuelve todas tus dudas acerca de este sistema en nuestra web.

Share This