El Hospital Gregorio Marañón acaba de estrenar una innovadora UCI flexible de 23 camas que, de forma inmediata, puede pasar hasta 35 camas, dando respuesta a cualquier demanda asistencial de urgencia derivada de una emergencia o de una crisis sanitaria como la que vivimos en la actualidad. Se trata de un proyecto tramitado por la vía de emergencia que debía realizarse en un tiempo récord de tres meses, dada la imperiosa necesidad de aumentar la capacidad de servicios de medicina intensiva de cara al otoño, cuando se preveía un repunte de la pandemia del coronavirus.

Una obra que hoy destacan los medios de comunicación por su innovación, gracias a los tabiques móviles que dotan de flexibilidad a la UCI aumentando su capacidad. Pero que durante su transcurso ha tenido que ir modificándose a medida que surgían nuevas necesidades constructivas y asistenciales no previstas en un inicio. ¿Qué por qué sabemos todo esto? Porque es Tabiexpert Espacios Móviles S.L. la que ha convertido en flexible la nueva UCI del Hospital Gregorio Marañón.

La nueva UCI flexible se ha ejecutado en la antigua biblioteca del Gregorio Marañón

El 29 de marzo, el Gregorio Marañón llegó a tener ingresados 1.064 pacientes con COVID-19. A lo largo de la primera ola de la pandemia, el hospital atendió a más de 4.200 enfermos, de los cuales 385 tuvieron que pasar por la unidad de críticos, una UCI con apenas 20 camas que “se estiró como un chicle”, en palabras de José Eugenio Guerrero, jefe del Servicio de Medicina Intensiva, para albergar en su peor momento hasta 135 pacientes, 115 de ellos enfermos de coronavirus.

Existía, por tanto, una imperiosa necesidad de aumentar la capacidad asistencial del Servicio de Medicina Intensiva, ya no solo para terminar con una situación de precariedad arrastrada, sino en previsión de un repunte de la pandemia a partir del otoño, coincidiendo con la gripe. Así, dada la urgencia por dotar al Gregorio Marañón de una nueva UCI, se decidió que ésta se ubicase en la antigua biblioteca del hospital y, dada la emergencia, se solicitaron dos presupuestos, uno a Sacyr SA y otro, a Constructora San José, optando al final por el presupuesto de esta última, más allá de por el precio, por su capacidad de adaptarse a los tiempos requeridos.

Grupo San José, especialistas en proyectos sanitarios

La Constructora San José es una de las empresas de edificación y obra civil más sólida de nuestro país con obras de reconocido prestigio internacional como la ampliación de los Museo del Prado en Madrid y del Louvre en París, muchos tramos ferroviarios del AVE en España, entre ellos el ya famoso del Embalse de Contreras, y el diseño y construcción de hospitales: Ferrol, Cáceres, Almansa y Hellín en Albacete, Gandía en Valencia… Su alta capacitación en la construcción de obras de alta complejidad tecnológica, ha convertido a Grupo San José en un referente en proyectos sanitarios, por lo que la ejecución de la nueva UCI del Gregorio Marañón era un proyecto abarcable, incluso, en el plazo corto de tres meses. Hasta que empezaron las complicaciones…

A ello hay que sumarle las sucesivas modificaciones que van solicitando el personal sanitario de intensivos: mejoras en los accesos con puertas en los boxes de dos hojas, puertas de paso a la UCI automatizadas, paramentos verticales específicos para mejorar la asepsia, mobiliario acoplado a medida, refuerzos de las instalación de gases de los cabeceros suspendidos… Ni un detalle se ha escatimado para que la nueva UCI flexible del Gregorio Marañón cuente con las más innovadoras tecnologías y equipos para a atención de enfermos críticos, en los 1.100 metros cuadrados que, además de las 35 camas divididas en dos espacios, cuenta con despachos médicos, secretaría, farmacia, dos almacenes independientes, áreas de descanso para el personal y una sala de información a familiares.

Convirtiendo en flexible la nueva UCI del Hospital Gregorio Marañón

TABIEXPERT TX-60.GLASS

Pero si algo destacó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su visita a la nueva UCI flexible del Gregorio Marañón, fue la capacidad de la Unidad de Cuidados Intensivos “de duplicarse, pudiendo aumentar de 23 camas a 35 gracias a haber primado criterios de eficiencia y flexibilidad, seguridad y confort”. Criterios prácticos que se han logrado mediante la instalación de tabiques móviles TABIXPERT TX-60.GLASS para separar los boxes.

En una situación hospitalaria normal, la UCI dispone de dos áreas simétricas con boxes individuales separados por tabiques móviles. Pero ante una mayor necesidad de camas, los tabiques móviles, junto a los cabeceros suspendidos, permiten aumentar la capacidad de la UCI pudiendo así reaccionar de forma rápida e inmediata ante una situación de emergencia sanitaria.

El modelo elegido para este proyecto tan especial fue uno de nuestros modelos mas innovadores presentado a comienzos de año. Nuestro modelo TX-60.GLASS con solo 60 mm de espesor mantiene el precio y la facilidad de maniobra de los modelos mas ligeros con un acabado de vidrio de alta gama. Con un marco mínimo, hemos creado un modelo con aislamiento certificado que no aísla visualmente los espacios, lo que permite disfrutar de las ventajas del espacio abierto, y gracias a la incorporación de un vinilo translúcido aporta la privacidad necesaria entre pacientes.

Proyecto: Nueva UCI flexible Hospital Universitario Gregorio Marañón
Modelo de tabiques móviles: TABIEXPERT TX-60.GLASS
Ubicación: Calle del Dr. Esquerdo, 46 (Madrid)
Año: 2020

Share This