Finalizado el tiempo de información pública, el pasado mes de septiembre se publicaba la norma UNE 74201:2021: Acústica. Esquema de clasificación acústica de edificios. Una herramienta clara y fiable, largamente demandada por todos los fabricantes de productos acústicos, como nuestros tabiques móviles acústicos, y que servirá para que todo tipo de usuarios conozca cómo de bien o de mal aislado frente al ruido está un edificio y sus espacios interiores.

El aislamiento contra el ruido era una de las asignaturas pendientes en la edificación y rehabilitación de edificios en España. Así como todos aquellos edificios de nueva construcción disponen de su certificación de eficiencia energética que, en una escala que va de la A (la más eficiente) a la G (la menos eficiente), contiene toda la información sobre el consumo energético del edificio y sus emisiones de CO2 a la atmósfera, hasta ahora no existía una clasificación clara y comprensible para saber qué grado de protección tienen los edificios y sus recintos frente a la contaminación acústica. ¡Aún sabiendo que el ruido es uno de los factores ambientales que más enferman y uno de nuestros mayores problemas de salud pública! Pero todo ello cambia ahora con la publicación de la UNE 74201:2021. Y al igual que cuando le cambiamos al coche los neumáticos o compramos una lavadora disponemos de una etiqueta con su eficiencia económica y medioambiental, los edificios también dispondrán de una etiqueta con su nivel de insonorización, que se suma a la ya existente de eficiencia energética.

La UNE 74201:2021, un incentivo en la mejora de los estándares de edificación

La nueva norma UNE 74201:2021, que ya sea ha publicado en la web del organismo de normalización español, es de aplicación a edificios residenciales, docentes y sanitarios y especifica o clasifica la calidad acústica de estas edificaciones en seis niveles: A, B, C, D, E y F, siendo la A la más alta y la F la más baja. Para los edificios que no requieran de clasificación acústica o esta última no llegue a determinarse, se clasifica como “npd” (no performance determined – sin prestación determinada). De esta forma tanto los constructores como los compradores de inmuebles podrán evaluar el nivel de insonorización de los edificios, pudiendo comparar unos con otros, y optimizando así su elección. Los propietarios disponen así también de un documento para saber dónde y en qué se debe actuar en caso de rehabilitación y/o reforma, para ser categorizados en un nivel superior, lo que supondrá un incentivo claro en la mejora de los estándares de edificación en nuestro país.

“Hasta ahora, cuando se piensa en aislar un edificio, se prioriza ante todo la protección contra el frío o el calor, lo que impulsa a elegir materiales que sean óptimos para hacer frente a esta necesidad, pero que quizás no sean los mejores contra el ruido”, afirmaba Oscar del Río, presidente de Afelma (Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales Aislantes). “Es muy positivo que se haya desarrollado una norma que facilite mayor transparencia en materia de contaminación acústica, una asignatura en la que España lleva varios suspensos”.

Distintos niveles de protección contra el ruido exterior e interior

El objetivo de esta norma de clasificación es facilitar a los proyectistas la especificación de un nivel normalizado de calidad acústica complementario al nivel de calidad definido por la normativa vigente. Asímismo, pretende que los usuarios de los edificios puedan estar informados sobre la calidad acústica de los mismos. La norma también puede aplicarse como una herramienta general para categorizar la calidad del parque de edificios e incluye disposiciones para clasificar la acústica antes y después de una actuación total o parcial de rehabilitación. Un objetivo adicional es ayudar a las administraciones públicas a definir una clase específica en la reglamentación de edificación como requisito mínimo para las condiciones acústicas de los edificios.

La clasificación se realiza empleando como criterio el nivel de protección frente al ruido en las siguientes categorías:

  • Aislamiento a ruido aéreo entre recintos.
  • Aislamiento a ruido de impactos entre recintos.
  • Aislamiento a ruido aéreo por ruido exterior
  • Niveles de presión sonora procedentes de las instalaciones interiores.
  • Tiempo de reverberación en aulas y áreas de acceso comunes en edificios de uso residencial público, sanitario y docente.

En Tabiexpert Soluciones Móviles S.L. somos especialistas en tabiques móviles acústicos

En Tabiexpert Soluciones Móviles, SL. consideramos que la aprobación de esta norma es muy buena noticia porque se convierte en un aliciente para mejorar la calidad acústica de los edificios y sus recintos y servirá para que cualquier persona conozca los niveles de calidad acústica sobre los requisitos mínimos establecidos por la legislación.

Es importante que todos seamos conscientes de que aunque el reconocimiento del ruido como un peligro para la salud sea relativamente reciente, a día de hoy se considera ya uno de los problemas más graves de salud pública –se calcula que 32 millones de europeos sufren molestias por el ruido y 13 millones tienen trastornos del sueño; y es que el ruido causa 72.000 hospitalizaciones al año y es el responsable de 16.600 muertes prematura anuales–.

Por eso, y aunque dispongamos de un tabique móvil ideal para cada proyecto, nuestra especialidad radica en el diseño, fabricación e instalación de tabiques móviles acústicos, siendo pioneros en la investigación y el desarrollo de soluciones funcionales con altas prestaciones técnicas que logran unos óptimos niveles de confort frente al ruido.

Share This